miércoles, 20 de enero de 2010

El gran "eructo" lunar


ABC.es | MADRID Actualizado Miércoles , 20-01-10 a las 08 : 04

Desde hace aproximadamente cuatro años, la sonda Cassini de la NASA viene ofreciendo impactantes datos que confirman una imparable actividad geológica en Encélado, la sexta luna de Saturno. La existencia de misteriosos y enormes chorros de vapor de agua, gases y granos de hielo en el polo sur del cuerpo celeste, que indican la posible presencia de un océano salado bajo su superficie, han sido desvelados por la nave. ¿Encélado es siempre tan movido o se trata de una fase particularmente activa, como una tormenta en un mar en calma? Una investigación realizada recientemente apuesta por lo segundo y afirma, nada menos, que somos los afortundos testigos de un espectáculo único que quizás sólo se produzca, más o menos, cada mil millones de años.

La Cassini halla un océano salado en las profundidades de una luna de Saturno La Cassini localiza el origen de los géiseres de Encélado. Las lunas heladas de Júpiter y Saturno reúnen condiciones para la vida.

«Parece que Cassini ha pillado a Encélado en medio de un eructo», afirma con una gran capacidad descriptiva Francis Nimmo, científico planetario de la Universidad de California en Santa Cruz y uno de los responsables de la investigación. «Estos períodos tumultuosos son raros y la sonda ha tenido la suerte de mirar a la luna durante una de estas épocas especiales».


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada