jueves, 6 de mayo de 2010




CUIDADO CON LO QUE DESEAS


La historia trata de una chica llamada Ana. Esta chica entra en un centro comercial en el cual roba un frasco de colonia aunque no fue del todo robado porque un guardia la guipo y se lo hizo pagar. Al llegar a casa siente curiosidad de abrirlo, en ese instante empezó a salir humo, en breves salió un genio y le dijo que le iba a conceder tres deseos.
El primer deseo que pidió Anita fue ser atractiva para gustarle a Tony, pero no lo consiguió, lo que hizo fue levantarle deseos al resto de sus compañeros menos de Juan que ya los sentía desde hacia tiempo. Desde que Ana fue al taller de literatura con su hermano Carlos.
El segundo deseo de Ana fue ser popular, le resulto ser un agobio porque se sentía muy observada por sus compañeros y para nada porque Tony pasaba de ella igual.
Un día al salir del taller Ana quedo con Tony en una taberna, en la cual Ana se beso con Tony pero Ana se tuvo que ir para casa porque ya era muy tarde. Subió a su habitación a pensar lo que había sucedido, pero tardo pocos días en darse cuenta como era realmente Tony.
Al día siguiente Juan le pidió a Ana que si quería ir con él a ver un concierto, Ana acepto porque sabía que Tony iba a ir.
Una vez que llegaron al concierto vio a Tony besando a otra chica, Ana se marcho corriendo y llorando. Cuando llego a casa se metió en la cama para pensar y poderse dormir. Por la mañana, cuando se levanto deseo sin quererlo ser un chico, de repente se convirtió en su hermano Carlos. En el tiempo que paso siendo Carlos se dio cuenta de todo y quien de verdad la quería, Juan. Ana se las tuvo que ingeniar para que le robasen el frasco de colonia y así pues todo volviera a ser como antes. Lorena se lo robo y el deseo se deshizo, Ana fue a hablar con Juan para pedirle que si iba con ella a tomar algo, se olvido de Tony.
OPINIÓN PERSONAL
Este libro me ha parecido interesante, ya que tenemos que tener cuidado con lo que deseamos, así pues se nos puede cumplir como le paso a Ana, pero en nuestra contra.

Yolanda Blanco López

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada